Niños bilingües: Más que una moda

se ha vuelto moda entre los padres que los niños sean bilingües

Hablando de moda infantil, algo que se ha puesto en la cabeza de todos los padres de esta era es como hacer que nuestros niños sean bilingües y no forzarlos en el intento.

Existe la creencia de que ser bilingüe solo se puede conseguir si los niños empiezan a hablar simultáneamente dos idiomas, aunque lo ideal es comenzar en paralelo, se puede ser bilingüe aprendiendo más adelante.

Cualquier niño puede ser bilingüe, y no solo para tener la ventaja de saber hablar en otro idioma, y los beneficios que eso reportará a nivel profesional, sino que también condiciona psicológicamente ya que los niños bilingües son más creativos, desarrollan el cerebro de manera diferente y tienen una mayor autoestima.


Una apuesta segura es la inmersión total en el idioma. Cursos en los que no se hable en español facilitan que los niños se acostumbren a escuchar otra lengua, a su fonética y expresiones y lo asocien con las personas que siempre le hablan en ese idioma.

No hay que dar importancia a que los niños se resistan a hablar en el idioma que están aprendiendo. Es totalmente normal que busquen comunicarse en el idioma con el que se sienten más cómodos.

Poco a poco irán arriesgándose porque, con este tipo de lecciones tendrán que comunicarse en ese idioma para participar en las actividades.

Un error muy común que cometen los padres es presionar, sin darse cuenta, a sus hijos. El típico “dime algo en inglés” actúa de forma muy negativa sobre los pequeños. Si se sienten presionados, acabarán bloqueando el idioma y será más difícil que disfruten con el aprendizaje y, por lo tanto, que aprendan.

Por otro lado, el cerebro necesita un tiempo para poder lanzarse a hablar en otro idioma.

Es importante que los padres comprendan que aprender un idioma lleva un tiempo. De hecho, los primeros 6 meses a un año, es el tiempo necesario durante el cual los niños son incapaces de hablar  en otro idioma, pero su cerebro está trabajando. Un día, de repente, comenzarán a construir frases correctamente.

Conseguir que los niños sean totalmente bilingües es una tarea nada fácil.

Conseguir que los niños sean totalmente bilingües es una tarea nada fácil. Hay padres que hablan distintos idiomas que no han conseguido que sus hijos sean bilingües, porque el dominio de un segundo idioma depende mucho del grado de exposición que se tenga a éste; así que quédate con esta idea: a mayor exposición mayor dominio.

TIPS:

  • Ver TV y películas en el idioma que se está aprendiendo
  • El aprendizaje de otro idioma tiene que ser divertido.

Aquí les dejo un video de técnicas divertidas para aprender jugando:

 

También te puede interesar:

8 Tips para pasar tiempo de calidad con tus hijos

Check our Products on Sale!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *