Consejos antes de lavar la ropa de los bebés y niños

Aprende a cuidar la ropa de tus niños al momento de lavarla

“A la hora de lavar la ropa de los bebés y niños pequeños, es fundamental seguir unos pasos”

Los niños pequeños pueden ser muy desaliñados; ya que les atraen actividades más sucias, como jugar en la tierra y saltar en los charcos. Mientras ellos juegan tú vas felizmente a lavar, pero puede que no estés tan feliz por cómo queda la ropa.

Por suerte, lavar la ropa de un niño pequeño puede ser una tarea rápida y eficiente, cuando sabes cómo clasificarla y qué hacer con ella cuando ya esté clasificada.

A la hora de lavar la ropa de los bebés y niños pequeños, es fundamental seguir unos pasos:

  • Antes de hacerlo conviene leer las etiquetas, si la prenda las tiene, separar la ropa por colores (blancos y oscuros) y clasificarla en función del tipo de tejido, que debe ser preferentemente algodón o lana.
  • Recuerda que no conviene utilizar productos anticalcáreos, suavizantes, ni blanqueadores. Conviene utilizar uno para prendas delicadas.
  • Hasta los 3 años, los padres solemos lavar la ropa de los bebés y niños por separado, ya que son prendas más delicadas.
  • La piel del bebé es tan sensible que el contacto con una prenda en la que queden restos de detergente puede producirle reacciones alérgicas o irritaciones.
  • Su ropa debe lavarse con un detergente líquido para prendas delicadas y aclararse cuidadosamente.
  • No es recomendable utilizar productos anticalcáreos, suavizantes ni blanqueadores.
  • Hay algunos detergentes que son sólo para ropa de niños, limpian bien la ropa y están diseñados para no irritar la piel sensible de los niños cuando usen la prenda. Sin embargo, si prefieres no comprar un detergente únicamente para tu hijo, elije uno que funcione bien para la piel de tu hijo y para la ropa del resto de la familia, solo que toma en cuenta que… algunos niños tienen la piel delicada y sensible; así que elige preferentemente un detergente que sea para la piel sensible. Muchos niños (y adultos) tienen alergias y no pueden usar nada que tenga aroma; decide si es mejor para la familia usar con o sin aroma.

Algunos bebés pueden tener alergia a la lana o a las prendas sintéticas. Por ello, es preferible utilizar prendas de algodón y consultar con el pediatra ante cualquier síntoma de irritación.

Tres consejos antes de lavar la ropa de los bebés y niños

  1. Leer las etiquetas antes de lavar la ropa de los bebés y niños

Todas las prendas incluyen una etiqueta con las instrucciones de lavado. Su simbología indica si la prenda se puede lavar en la lavadora, la temperatura máxima de lavado, o si hay que lavarla a mano. También señala si la prenda se puede o no planchar o la temperatura de planchado (200º muy alta, 150º temperatura media, 110º temperatura baja). Otras indicaciones se refieren al uso de la secadora.

  1. Separar la ropa por colores de los bebés y niños

La ropa de color hay que separarla de la blanca, ya que puede desteñir, y de ser posible lavar por separado la de colores claros. Así la ropa de nuestros pequeños durará más tiempo y estará tan reluciente como el primer día.

Para saber si nuestras prendas se pueden desteñir, aplicamos agua caliente en una parte de la ropa, preferentemente un dobladillo, e inmediatamente la planchamos entre dos piezas de tela blanca. Si la tela se mancha, lávala separada del resto de la colada.

Para separar la ropa es aconsejable utilizar un cesto con varios compartimentos, así podremos clasificar las prendas sin esfuerzo y sobre la marcha

Si se te ha pintado ropa blanca por haberla lavado con de color, pon a hervir hojas de laurel y coloca la ropa, cuando el agua haya hervido, deja enfriar la ropa y si la mancha no desaparece por completo, repite la operación.

  1. Clasificar la ropa en función del tipo de tejido

También hay que clasificar las prendas en función del tipo de tejido, si es algodón, sintético o lana. Cada tejido requiere un tratamiento específico. Por ejemplo, la seda y la lana son tejidos delicados. ¡Hay que tener cuidado con su lavado!

El grado de suciedad también influye en el lavado, si la ropa está manchada, poco manchada o aparentemente no tiene manchas. La ropa de los niños no solo se ensucia de chocolate, fruta…, también de otras manchas menos visibles al ojo humano. ¡No olvides que el cuerpo segrega grasa para proteger la piel, pero también suda y se descama a diario! Por esto la importancia de lavarla.

Trata previamente las manchas que encuentres. Los niños pequeños tienden a manchar su ropa. Si esto pasa, probablemente tengas que tratar previamente la mancha, para asegurarte de que en realidad se quite de la ropa. Hay diferentes formas de eliminar diferentes manchas, lee las que se describen en los siguientes pasos:

  • Usa agua oxigenada para quitar la sangre de la ropa. Si la ropa tiene manchas de sangre, elimínala con agua oxigenada. Vierte un poco de agua oxigenada en un vaso pequeño (o en la tapadera del recipiente del agua). Humedece un hisopo en el agua y úsalo para frotarlo en la mancha de sangre.

Hacer esto te ayudará a eliminar la sangre de la tela, antes de ponerla al lavado principal.

  • Usa un detergente o una barra para quitar las manchas de lodo, suciedad, comida o jugo. Puedes hacer una mezcla con un poco de detergente y un poco de agua. Debe tener la consistencia de una pasta para que el detergente no se disuelva completamente en el agua. Frótalo sobre la mancha y déjalo reposar durante un corto período de tiempo antes de lavar la ropa.

Puedes comprar en una tienda una barra para quitar las manchas, esta se usa de la misma forma. Frótala y déjala reposar durante unos minutos (o una hora) antes de lavar la ropa.

Por último, Decide qué temperatura de agua vas a usar. La mayoría de lavadoras tienen tres o cuatro ajustes de temperatura: caliente, tibia, templada y fría. La ropa blanca y de colores blanquecinos, la puedes lavar en temperatura caliente. Ya que el ajuste caliente ayudará a eliminar los gérmenes de la ropa.

  • La temperatura tibia es ideal para la ropa oscura y de planchado permanente. Esta te ayudará a reducir que el color se destiña en el lavado.
  • Trata de usar la temperatura de agua fría para prendas delicadas.
  • Ten en cuenta que el agua templada y fría, las puedes usar en el ciclo de enjuague para casi toda la ropa.

 

Consejo: Después de que hayas lavado correctamente la ropa de tu hijo, puedes doblarla o colgarla. Si es ropa elegante que quieras evitar que se arrugue, planea colgarla.

 

3 thoughts on “Consejos antes de lavar la ropa de los bebés y niños

  1. Alojamiento says:

    Los fabricantes de ropa recomiendan que las prendas de color oscuro se coloquen al reves antes de proceder al lavado en la lavadora. En este tipo de prendas es aconsejable utilizar un detergente liquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *